top of page
Buscar

El hijo de rana, Rin rín renacuajo Salió esta mañana muy tieso y muy majo

En el margen de la edición 36 de la Feria Internacional del Libro realizada en Corferias, evento donde Didácticos Símbolos y Signos tiene participación, expondremos a un gran autor colombiano que marco la infancia de muchos padres de familia y docentes, dejando un legado para las futuras generaciones.

 

Don Rafael Pombo Rebolledo


Nació el 7 de noviembre de 1833 en lo que se denominaba Provincia de Bogotá, Republica de la Nueva Granada, hoy en día conocido como Bogotá Distrito Capital.

Fue el máximo representante del romanticismo colombiano a demás uno de los pilares de la lírica romántica en la lengua española. Su relevancia en la historia literaria en América Latina se ha dado por el éxito de las fábulas y cuentos destinados al público infantil, que se han conservado hasta hoy.


El gusto por la poesía lo desarrollo a muy temprana edad ya que a los diez años había copiado versos y traducciones en un cuadernillo que tituló Panteón literario.


Rafael Pombo se convirtió en el poeta mas destacado del siglo XIX, siendo favorecido por su estrato socio-económico, fue el pionero en considerar la poesía como una actividad principal haciendo critica al régimen social que abarcaba la época.


El trabajo literario de Pombo genera el nacimiento de en un entorno de acento colonial, una poesía nueva no solo en Colombia sino que es bien acogida por América del Sur. Su lírica funde subjetividad y meditación filosófica, reflexivo sentimiento del amor y de la naturaleza, pálpito religioso y aprovechamiento de la experiencia. Los temas principales tratados en sus obras son Dios, la naturaleza y la mujer como protagonistas , así como la rebeldía, el vigor y la ironía, por lo que resulta una extraña suma de autor entre devoto y demoníaco. Su inspiración romántica recorrió los caminos que van de Zorrilla y Víctor Hugo a Byron y Leopardi, pasando por los clásicos griegos y latinos, que se afanó en traducir, así como a muchos ingleses y franceses.


La mayor parte de sus obras están impregnadas del aroma de un amor insatisfecho, podríamos afirmar que más que un poeta del amor, Pombo canta a la amada, y más aún a la compañía de la amada. En efecto, la mujer amada es, para el vate bogotano, la suma e interpretación de toda la creación. Al lado del Pombo sentimental encontramos, por momentos, un poeta preocupado y angustiado por los grandes problemas metafísicos. En ese campo, la religiosidad de Pombo se torna a veces en misticismo. Otro de los temas recurrentes en su obra es la historia y las manifestaciones de la cultura local. En este ámbito sobresalen sus poemas a la patria, al folclore y a los héroes nacionales, como La tumba de Ricaurte.


El ultimo tipo literario por el cual Pombo tomo gran inclinación fue por la literatura infantil, en ella da rienda suelta a su fascinación por lo fabuloso y lo mágico. Ya en su etapa norteamericana dio a conocer dos recopilaciones de relatos breves en verso: Cuentos pintados para niños y Cuentos morales para niños formales . Al primero pertenecen poemas tan celebrados como El renacuajo paseador, El gato bandido, La pobre viejecita y Simón el Bobito; del segundo son Mirringa y Mirronga y Fuño y Furaño. La gracia y frescura de estos poemas ha alimentado la fantasía de incontables generaciones de niños, y todavía hoy son enormemente populares; tanto es así que Rafael Pombo es actualmente más conocido por esta vertiente de su producción que por su lírica romántica.




 






1 visualización0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page